Exact matches only
Search in title
Search in content
Search in comments
Search in excerpt
Filter by Custom Post Type
products
product

Este verano camina, camina por cualquiera de estas 10 bellas rutas que hemos buscado para ti.
Vuelve el sol, vuelve el calor, ¡vuelve el verano! Una de las mejores épocas del año para disfrutar de los caminos de España, una tierra surcada por cientos de senderos maravillosamente bellos. ¿No sabes por cuál empezar? Desde Medisana te hemos buscado diez, unos más fáciles, otros más difíciles, pero todos perfectos para pasar una jornada inolvidable. Cálzate unas botas y, ¡a por ellos!

1. De Deba a Zumaia, Gipuzkoa, País Vasco

¿Qué mejor para el verano que una ruta que acabe en chapuzón? Comprueba que la marea es la adecuada y recorre el verde camino costero que va de Deba a Zumaia. La ruta termina en los impresionantes acantilados del Flysch, una peculiar formación rocosa compuesta por láminas de roca dura y blanda que se observan simple vista. Sobre ellos descansa la ermita de San Telmo, esa que quedó inmortalizada en la película Ocho apellidos vascos. ¿Y el baño? El baño puedes dártelo al final en Sakoneta, la playa que se encuentra a la vera de la pequeña iglesia. Si el tiempo acompaña, su atardecer rojo deja sin aliento.

2. De los Lagos de Covadonga a Vega de Ario, Asturias

Camina siete kilómetros largos hasta llegar al refugio de Vega de Ario o de Marqués de Villaviciosa, una casita perdida a 1.634 metros de altura sobre el nivel del mar a la que los víveres suelen llegar en burro. No te vamos a engañar, el camino puede resultar algo duro. Sal con tiempo suficiente para hacerlo y deshacerlo (calcula mínimo cinco horas para ir y tres y media para volver), a no ser que te quieras quedar a dormir allí que oye, puede ser una excelente idea. La recompensa merece la pena: el Macizo Central o de los Urrieles en todo su esplendor. Para muchos, esta vista de las cumbres del Torrecerredo (2.648 metros), el Lambrión (2.642 metros) o el Tesorero (2.570 metros) es una de las mejores del Parque Nacional de Picos de Europa.

3. Cavalls del Vent, Lleida, Cataluña

Érase una vez en el verano de 2003 que los ocho guardas de los ocho refugios del Parque Natural del Cadí-Moixeró se pusieron de acuerdo para crear un precioso sendero que los dejara conectados. Así nació Cavalls del Vent, una travesía de 74 kilómetros que acumula un desnivel total positivo de más de 5.000 metros. Hay quien se toma sus días para recorrer la ruta con tiempo, disfrutando del paisaje y dando una tregua al cuerpo. Hay quien la afronta como un reto y la hace del tirón. Valora tus fuerzas, tu preparación física y, ¡a por él!

4. De Tajao al Faro de Abona, Tenerife, Islas Canarias

Dirígete hacia el sureste de la gran isla de Tenerife para recorrer los hermosos acantilados basálticos y las pequeñas calas que salpican el camino que va desde Tajao al Faro de Abona. Un sendero fácil sin apenas desnivel trufado de vegetación halófila costera. Chumberas, salados (thymelaea hirsuta) y aulagas (calicotome spinosa) te acompañarán durante este agradable paseo pensado para terminar en Abades.

5. Cascadas del Purgatorio, Madrid

Uno de los secretos mejor guardados de Madrid es su sierra. Su agreste, fresca y llena de senderos Sierra de Guadarrama. Uno de los más populares es el que lleva a las Cascadas del Purgatorio, un bíblico nombre para un lugar situado en el valle del Paular, en el municipio de Rascafría. Bonita, sencilla y refrescante, así es esta madrileña ruta que presenta poca dificultad. Atrévete a cruzar el Puente del Perdón y a seguir las sombras de los robles y pinos que llevan hasta el arroyo del Aguilón, uno de los afluentes más importantes del río Lozoya.

6. Lagunas de Ruidera, Ciudad Real, Castilla-La Mancha

El senderismo no es cosa de deportistas de élite. ¡Faltaría más! De hecho, el senderismo es una actividad ideal para practicar en familia siempre y cuando se escoja la ruta adecuada. En las Lagunas del Ruidera encontrarás rutas buenas, bonitas y asequibles tanto para los más pequeños, como para los más vagos. Disfruta de un día increíble ente lagos y cascadillas en el entorno único que ofrece este bello Parque Natural de Ciudad Real. Un sitio para no perderse en cualquier compañía.

7. De la Aldea de Huelga Utrera a la Cueva del Agua, Jaén, Andalucía

Déjate llevar por los caminos que recorren la Sierra de Cazorla, Segura y Las Villas como, por ejemplo, el que sale de la discreta Aldea de Huelga. Para llegar desde aquí a la gran Cueva del Agua tendrás que recorrer una pista que atraviesa zona de chopos, nogales y frutales, un paseo que resulta colorido casi en cualquier época del año. Un bonito mirador al valle y el llamado Charco del Humo –la unión del río segura y el arroyo de las Patas– son solo alguno de los hitos de un trayecto que parece diseñado para disfrutar.

8. Cola de Caballo por las gradas de Soaso, Aragón

Puede que la ruta más popular del Parque Nacional de Ordesa y Monte Perdido sea la que lleva de la Pradera de Ordesa a la Cola de Caballo. Si quieres alcanzar este precioso salto de agua, harás bien en madrugar para salvar los 8 kilómetros largos que llevan hasta él. Tan fácil como seguir la parte correspondiente del sendero GR-11 que discurre a la vera del río Arazas. La gran Senda Pirenaica te conducirá hasta el circo de Soaso, donde se encuentra la cascadita en cuestión. ¡Ojo! Esta ruta circular presenta una dificultad considerable. En su punto más alto alcanza los 1.755 metros de altura y acumula un desnivel considerable. Es una excelente opción si te apetece empezar a hacer senderismo en los Pirineos.

9. Ruta de los Lebaniegos de San Vicente a Santo Toribio, Cantabria

Ruta que discurre desde la costa hacia el interior, descubriendo uno de los paisajes más bellos y abruptos de la comunidad, los Picos de Europa. Enclavado en pleno macizo, y rodeado de hermosas montañas, se encuentra el destino de este recorrido, el Monasterio de Santo Toribio de Liébana.
El destino de la ruta es el Monasterio de Santo Toribio de Liébana, que junto con Jerusalén, Roma y Santiago de Compostela es uno de los cuatro lugares del cristianismo donde se puede obtener el Jubileo mediante la peregrinación, ya que alberga el “Lignum Crucis”, el fragmento más grande de la Cruz de Cristo. Por este motivo los fieles, cada cuatro años, cuando la festividad de Santo Toribio cae en domingo, acuden a ganarse el Jubileo. San Vicente de la Barquera, punto en común del Camino de Santiago por la costa, es el origen de esta ruta. Dejando atrás esta villa se recorren nos dirigimos hacia La Acebosa, para adentrarnos en el municipio de Herrerías y recorrer Gandarilla, Bielva y Cades, con su ferrería. Continuaremos nuestra ruta hasta Quintanilla, con restos de románico rural, en el camino hacia Cicera y el Collado de Arcenón que da paso a la comarca de Liébana. Nos da la bienvenida la iglesia mozárabe de Santa María de Lebeña y Cillorigo, Tama y Ojedo, antes de llegar a Potes, la capital de la comarca y uno de los núcleos turísticos más importantes de Cantabria. A dos kilómetros de Potes, dirección Turieno, se encuentra nuestro destino final: el Monasterio de Santo.

10. Ruta Caminito del Rey Málaga.

El Caminito del Rey es un espacio natural situado en la comarca del Guadalhorce con una distancia de 7,7 kms de recorrido, de los cuales 2,9kms son de pasarelas. Tiene una duración aproximada de 3 a 4 horas.
Su nombre proviene de la visita en 1921 del rey Alfonso XIII. Aunque el sendero permaneció cerrado quince años hasta que en el 2015 se rehabilito y se volvió a abrir.
El sendero tiene su origen a principios del siglo pasado, entre 1901 y 1905, situado entre los municipios de Álora, Ardales y Antequera, se construyó por la necesidad de la Sociedad Hidroeléctrica del Chorro de abrir un paso para los operarios que trabajaban en las labores de transporte de material y mantenimiento.

Las pasarelas, debido a su peligrosidad, son lo más conocido del sendero. La distancia entre la entrada por la caseta de control y la salida es de 2.9 kms, de los cuales 1.5 km son de pasarelas y 1.4 km de sendero o pista forestal. Pero a estas distancias hay que sumar 2,7 kms. de senda desde la entrada norte y 2,1 kms. desde la entrada sur hasta las casetas de control.
Hay que tener en cuenta de que el camino solo es de ida, por lo que, a la hora de realizar la ruta, se tiene que saber cómo volver. Para ello existen autobuses que realizan la ruta entre las entradas.

Y ahora que ya conoces las mejores rutas de senderismo de nuestro país, y para que no puedas poner ninguna excusa, a continuación te dejamos los enormes beneficios que este deporte tiene para la salud:

1. Mejora la salud cardiovascular: corazón, pulmones y reduce la tensión; y por tanto minimiza los riesgos asociados a enfermedades vasculares y a la diabetes.

2. Reduce el colesterol malo.

3. Incremento de la fuerza general y tonificación muscular del tren inferior.

4. Aumento de la densidad ósea, especialmente recomendable para mujeres a partir de los 40.

5. Incrementa el optimismo y reduce la posibilidad de depresiones.

6. Mejora la calidad del sueño.

7. Control del peso: el senderismo quema unas 400 calorías por hora en una persona de peso medio.

8. La actividad y el ejercicio físico moderado reducen el riesgo de muerte temprana.

Así que ¡no lo dudes, cálzate las botas y a recorrer el país!